Inflación: Lo que se aprende de chico, no se olvida de grande.

En mi blog, casi en un 95% hablo de viajes, destinos. Pero como se llama “Ensayos de Viajes y Actualidad” es que hoy me permito agregar un tema de actualidad. O quizás no tan de actualidad, porque es algo que cada tanto ocurre en Argentina. Y que además afecta a los viajes. Así que por que no decirlo?

Aquí va: 
 
Lo que se aprende de chico no se olvida de grande. La Inflación y la hiperinflación 
Era año 1976, yo tenía 8 años. Me gustaba y me gusta mucho leer. Vengo de la época de los libros de:

Los cambios de la moneda en Argentina

Aventuras de Tom Sawyer, El Príncipe y el Mendigo, Las mil y una noches. Era una colección de libros de historias que muchas de ellos fueron llevadas a películas. Me gustaba leer y mi familia siempre me lo inculcó.

También vengo de la época del chanchito, y en el año 1974 en el colegio nos enseñaron a usar la Libreta de la Caja de Ahorro. Hasta tenía algunas estampillas ahorradas. La frase era: “El ahorro es la base de la fortuna”
Ahorraba con los vueltos que me daba mi papa cuando iba a comprar golosinas o historietas de Patoruzu, Isido, Isidorito, Patoruzito etc. Las figuritas de Sarah Kay y de la Pantera Rosa, mientras los varones coleccionaban figuritas de futbol. No recuerdo cuanto tenia ahorrado, porque en aquella época vivíamos los famosos Pesos Ley 18188 o sea no se cuanto representa ahora.
 Un día decido romper el chanchito, con la triste noticia que ya no podía comprar NADA, excepto un par de caramelos. O sea estaba ahorrando para comprar un libro y ya no podía comprar ni siquiera un caramelo. No entendía porque, pero algo aprendí: la INFLACION. Aprendí a no guardar dinero, que había que gastarlo, aprendí que guardar era perder. Aprendí que el ahorro ya no era mas la base de la fortuna.
Lo que se aprende de chico, no se olvida de grande. Y ya luego con 12 años, año 1978/9 aprendí a ahorrar en dólares. Por otro lado los medios no hablaban demasiado del tema y solo era a título informativo: estaban los militares y muchos temas eran prohibidos. Se informaba de las medidas económicas, pero muy pocos se animaban a cuestionar el tema económico. Sabía que era seguro el dólar, que nunca perdería valor. Y así fueron pasando los años, hasta que vino el Austral con Raúl Alfonsín, pero ya sabía lo que era la inflación, aunque no sabía que era la hiperinflación. Aprendí que la casa no estaba tan en orden. Pobre Alfonsin, el tenia otra misión: afianzar la democracia y lo aniquilo la hiper.
“Síganme, no los voy a defraudar” y así aparecía el 1 a 1. Todos estos vaivenes políticos me llevo a estudiar Licenciatura en Economía. Todo el mundo hablaba de Economía en los bares, en la calle.
Pero ya a fines del 2001, si bien no vivía en Argentina, también aprendí el corralito. Algo que nunca uno se podía imaginar que iba a ocurrir a pesar de que algo similar había ocurrido antes. Mientras Cavallo decía “el que apuesta al dólar pierde” yo me cagaba de la risa.
Cuando digo “aprendí”, me refiero a que lo aprendí en carne propia. Lo viví
La especulación no es un acto adrede. Es un acto del comercio y los ciudadanos buscamos refugiarnos para no perder más. Estamos cansados de perder. Yo estoy cansada de perder. Como todo ciudadano, lo que pretendo es llegar a fin de mes. Porque más allá de que el ahorro es la base de la fortuna, también es la base de la sociedad.
La especulación existe y solo con mirar la película Wall Street cuando Michael Douglas dice: “El dinero no se gana ni se pierde. Sino que se transfiere de una base de percepción hacia la otra” Pero para especular se necesita mucho capital.
También muchos Argentinos aprendieron a vivir haciendo servicios ya que de ese modo no se acumula bienes que pueden perder valor y que no tienen capacidad de recompra. Y aparecen los pasamanos, seguramente victimas del Rodrigazo, de la hiper de Alfonsin y del corralito. En los años 70 las farmacias compraban remedios directamente desde los laboratorios, ahora si o si compran directamente desde las droguerías. Antes comprábamos en verdulerías que se abastecían del mercado central, ahora tenemos los grandes supermercados.
En fin…… por eso esta película ya la vivi e incluso la estudié. Paso el Peso Ley 18.188, el Peso Argentino, el Austral y el peso. Y para los mas mayores que yo, vivieron otros signos monetarios también.
Hoy en dia vivimos en una sociedad hiperinformada, y todo se informa, se desinforma y se especula. Pero los que tenemos buena memoria y vivencia, no necesitamos a los medios. Ya sabemos que puede llegar a pasar.
A mi no me agarran de nuevo….y creo que ese es el pensamiento de muchos, de todos aquellos que nacieron ANTES del año 1970. 

Yo no miro la película TITANIC dos veces, ya sé cuál es el final. A los barcos no me subo. Y si el final llega a ser distinto, mejor! Ojala me equivoque. Pero el que se quema con leche, ve una vaca y llora. 
Anuncios

8 Respuestas a “Inflación: Lo que se aprende de chico, no se olvida de grande.

  1. Leo tu entrada y siento que nuestros países han vivido casi lo mismo. También aprendí en carne propia qué es la hiperinflación: a los 19 años, entré a trabajar en enero y ganaba 17,000 intis, que había reemplazado al sol de oro. Ocho meses más tarde, ganaba más de medio millón de intis y compraba menos que con los 17,000. De ahí pasamos al nuevo sol, que se ha mantenido bastante estable desde 1991.
    Sí pues, nuestra generación, acá y allá, aprendió de tal manera que no lo vamos a olvidar nunca.

    Me gusta

  2. Lau, a famosa frase del que apuesta a dolar pierde fue de Lorenzo Sigaut no del Mingo
    Lamentablemente así estamos, mi hijo a los 6 años ya sabía cuántos dolares podía tener con lo que le traía el ratón Perez, más se se crió en una familia que viaja y sabe que con el peso cada vez vamos a menos lugares y ahora hay que agregarle 35 %. Sólo quiero agregar algo en defensa del amigo Cavallo. Muchos creen que el puso el corralito, y no fue así ése fue Remes Lenicof, el corralita de CAVALLO es nada para un viajero al lado del actual porque en la época de CABALLO no se podía sacar del banco más de $ 400 en efectivo pero podías emitir el cheque por le monto que quiras, yo compré mi primer 0km en pleno “corralito” sólo usé mi chequera cuando la gente puteaba que no podia sacar la plata, lo que vino despues fue después que se fue y no hay que olvidarse QUE LO LLAMARON; de la Rua lo llamó porque no sabía que hacer, sinó se presentaba NADIE DIRIA NADA. Además LAU él quería DOLARIZAR y creo que SIGUE QUERIENDO ja ja ja, su blog es muy bueno para aprender economía buscalo.

    El #NEGATIVE 🙂

    Me gusta

  3. Pero no seas tan #NEGATIVE jaja, ahora podes viajar a las Islas Malvinas y no te recargan el 35%!!!…pero Siganme que no los voy a defraudar!..total hay que pasar el invierno! y sino ajustarse los pantalones. Creo que los argentinos con tanto ajuste de pantalones tenemos la cintura mejor que una Barbie..gracias por el comentario! 🙂

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s