El Canal del Beagle, una sensación muy Argentina

Cuando leo o escucho algo sobre el Canal del Beagle automáticamente me trae recuerdos del colegio secundario, cuando se armo el problema con Chile sobre la soberanía de las islas en dicho canal y que luego en 1984 se firma el Tratado de Paz y Amistad con la nación vecina. 
En enero de 2012, ya una vez en Ushuaia y luego de visitar la Prisión del Fin del Mundo me puse a averiguar para hacer un tour en el canal y llegar al famoso faro, que no es el Faro del Fin del Mundo como generalmente se lo conoce. había muchísimas empresas que ofrecen el servicio de navegación, casi todas tienen el mismo precio y me deje llevar por el instinto a cual elegir o mejor dicho a aquella que me entienda que llevo una cámara de fotos y que me interesa sentarme ya sea en proa o en popa.  
Son 3 salidas diarias, reserve para la primera ya que si fallaba esa podía irme en la segunda. Al decir “fallar” me refiero al clima. Ushuaia es muy ventoso y dependiendo de las condiciones puede llegar a salir como no, o sino no llegar al faro. 
Ya al otro día, había mucho viento pero no el suficiente como para que no salga la embarcación. Anunciaron que no se iba a ir al faro, al menos que durante el trayecto cambie el viento.  No había un solo turista argentino, la mayoría eran ingleses o alemanes por lo que le dije a la guia que hable tranquilamente en ingles que yo lo entendía.

Por desgracia el celular funcionaba durante la travesía en el canal y me llaman del trabajo, así que decidí apagarlo. La tecnología y la naturaleza no son compatibles y menos si estás disfrutando de las vacaciones. 
Durante el viaje, la guía nos contó sobre la historia del canal y como fue descubierto, acerca del conflicto que hubo con Chile pero en donde mas tiempo se detuvo fue con los indígenas que habitaban esa zona. Los Yamanas o Yagán, ya desaparecidos. Las pestes traídas por el hombre blanco como así también el cambio de costumbres fueron aniquilando (no encuentro otra palabra mejor) al nativo. Los yamanas vivían desnudos, a pesar de las inclemencias del clima y se cubrían con la grasa del lobo marino para protegerse del frío. El hombre blanco lo vistió, le enseño a usar ropa y poco a poco iban muriendo de distintas enfermedades a causa del frío ya que no usaban mas la grasa de lobo. La ultima yagán de la tribu de los Wollaston del planeta se llamaba Rosa pero al casarse con un no nativo, tuvieron una hija y ya no es considerada la última yagán dado el mestizaje. Es importante comentar que Rosa hablaba varios idiomas, entre ellos, el croata. Para conocer mas de la historia de Rosa, la escritora Patricia Stambuk tiene numerosos libros sobre ella. Uno de ellos lo compré en Chile y la historia de Rosa, créanme, es fascinante. 

Navegar por el Canal del Beagle, sentís la Argentina. El azul del mar, el celeste del cielo y las nubes blancas. Ver las montañas con nieves eternas, las gaviotas, los lobos nadando, los cormoranes tomando sol sobre las piedras llenas de guano. 

Luego de una hora de navegar, el Capitán anuncia que el viento se ha calmado y que estamos en ruta hacia el Faro.Y de pronto se empieza a ver el Faro o lo que te venden como el Faro del Fin del Mundo. ¿por que lo llamarán así? Quizás porque pertenece a Ushuaia, la ciudad mas austral, pero en realidad no es el faro del fin del mundo. Igual se le saca fotos como si lo fuera. Para mi es el faro mas lejano que vi. 

El Faro del Fin del mundo en realidad es el que se encuentra en la Isla de los Estados, el cual no se llega con embarcación común y los únicos que van hasta ahí es la Fuerza Naval Argentina. Es el faro que inspiro la novela de Julio Verne. No es un lugar fácil de llegar por el viento, el clima. Antiguamente había un penal allí y luego fue trasladado a Ushuaia. Y luego de media hora de darle vuelta al faro, empezamos a regresar para hacer una parada en la Isla Bridges donde se encuentran los concheros yámanas mas grandes de la región.

Luego de 4 horas de viaje, y gracias al buen clima se pudo hacer todo el recorrido completo, faro incluido. Porque ir a Ushuaia y no llegarse hasta el faro es hacer un viaje incompleto. 

Referencias:
Patagonia Adventure Explorer: http://www.patagoniaadvent.com.ar 
Hotel que recomiendo: (solo para los que viajan en auto porque no está cerca del centro de la ciudad) Terrazas del Beagle http://www.terrazasdelbeagle.com/index2.htm posee wi-fi en habitaciones y excelente vista al Canal del Beagle. 
Anuncios

Una respuesta a “El Canal del Beagle, una sensación muy Argentina

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s